Cambio climático y el efecto invernadero. ¿En qué se diferencian?

0

En la actualidad, es posible encontrar una diversa cantidad de conceptos interesantes relacionados a los fenómenos naturales; así como también los cambios que atraviesa la Tierra. En este sentido, el cambio climático y el efecto invernadero, son parte de ellos. Se trata de dos sucesos consecuentes a las actividades humanas y el grave impacto negativo que ha tenido dicha especie en el planeta. Por lo tanto, es conveniente conocer acerca de ellos, cómo afectan, cómo se relacionan y las diferencias entre ellos.

¿Qué es el efecto invernadero y qué lo causa?

El término hace referencia al fenómeno ocurrido en la atmosfera, que ocasiona graves daños sobre la misma. La causa es la alta concentración de gases provenientes de la contaminación. El efecto invernadero crea una especie de capa, que genera que la radiación solar absorbida por la Tierra, no pueda salir hacia el exterior de la atmosfera; sino que esta queda contenida.

En lo que refiere a los gases que son causantes del efecto invernadero, se debe aclarar que son muy variados, pero los más importantes son:

  • Dióxido de Carbono (CO2).
  • Metano (CH4)
  • Óxido Nitroso (N2O).
  • Carburos Hidrofluorocarbonos (HFC).
  • Carbonos Perfluorados (PFC).
  • Clorofluorocarbonos (CFC).

efecto invernadero

Consecuencias del efecto invernadero

Ciertamente, el efecto invernadero ha sido el motivo de muchos daños en el ambiente y en la Tierra en general. Por esta razón, es importante mencionar que, entre las consecuencias más importantes, se encuentra el aumento significativo en la temperatura del planeta. Dando así el origen a uno de los cambios climáticos más conocidos, siendo este el calentamiento global.

Asimismo, otras de las consecuencias de este fenómeno, son:

  1. Incremento del impacto de la radiación solar.
  2. Erosión de la tierra y pérdida de su fertilidad para cultivar.
  3. Derretimiento de glaciares e importantes zonas de los polos.
  4. Aumento en el nivel de agua de los océanos, mares, ríos, lagos, entre otros.

¿Qué es el cambio climático y que lo causa?

El término es utilizado para hacer referencia a un proceso de ajustes que experimenta el planeta cada cierto tiempo. En la actualidad, se encuentra presente; sin embargo, este no es del todo natural, sino que ha sido promovido por las actividades humanas. De hecho, se traduce como resultado del calentamiento progresivo ocurrido durante los últimos 100 años. En la actualidad, existe mucha más información al respecto y la gente, ya ha empezado a actuar. Un buen ejemplo son las casas sostenibles. A nivel de país y ciudad, las smart city’s son una tendencia en crecimiento que también lucha contra el cambio climático.

Consecuencias del cambio climático

El efecto invernadero y cambio climático comparten muchas consecuencias, esto debido a que son fenómenos que se correlacionan. Por lo tanto, es posible notar una clara similitud entre los daños que generan. En este sentido, los efectos del cambio climático, son:

  • Estragos en el clima y las estaciones.
  • Contaminación del agua por el dióxido de carbono encontrado en el aire.
  • Aparición de fenómenos como huracanes, sequías, tornados, lluvias intensas, entre otros.
  • Alteraciones en el ciclo del agua.
  • Migración masiva de especies animales, destrucción de los ecosistemas y desorden en la jerarquía del reino animalia.
  • Inundaciones y aumento en los niveles del mar, por motivo del derretimiento de los polos y el deshielo.
  • Propagación de enfermedades, tales como el dengue y la malaria.

cambio climatico

¿Qué relación existe entre el cambio climático y el efecto invernadero?

La relación que guardan el cambio climático y el efecto invernadero es innegable, puesto que son dos fenómenos de gran impacto ambiental; que han causado diferentes estragos y daños. Su conexión es bastante simple, ya que uno es consecuencia del otro y ambos en conjunto, generan diferentes deterioros en la supervivencia de especies (vegetales y animales).

relacion entre cambio climatico y efecto invernadero

Una de las características más interesantes que ambos comparten, es que no resulta tan sencillo reparar las consecuencias que ocasionan; sin embargo, no es imposible ralentizar el desarrollo de dichos fenómenos. Claramente, no se trata de una tarea fácil, ya que requiere de una concientización ecológica masiva; así como también de la implementación a gran escala de las energías renovables, además de la disminución de procesos industriales y de la contaminación.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.