¿Qué es el consumo responsable? 5 razones para promoverlo

0

Tener interés en descubrir qué es el consumo responsable es el primer paso para añadir esta práctica a tu vida. Pues enhorabuena, porque en este artículo ahondaremos a profundidad en qué es y cinco razones por las cuales deberías no sólo practicarlo, sino también promoverlo.

Qué es el consumo responsable y ejemplos

promover el consumo responsable

Se define como consumo responsable a la actitud de guiarse por criterios amigables con la sociedad y el medio ambiente a la hora de consumir productos o servicios.

Esto sin ignorar nuestros derechos humanos, y siempre orientado a mejorar la calidad de vida de todas las personas que actualmente viven en el planeta, así como también las futuras generaciones.

Para comprender el impacto que el consumo de bienes y servicios tiene en el planeta, es necesario estar consciente de que toda necesidad o deseo pone en marcha una compleja serie de engranajes sociales, económicos y medioambientales sobre la cual está sustentada nuestra sociedad.

Conscientes de esto, los consumidores responsables actúan de acuerdo a dos principios: consumir lo menos posible y, al momento de consumir, hacerlo de la manera más sostenible posible.

Para lograr esto es necesario establecer algunos cuestionamientos como qué necesidades se pueden prescindir; cuál es nuestro alcance económico real y, a posteriori, priorizar el uso de productos o servicios que producen un bajo impacto en el medio ambiente.

Pero más allá de nuestra relación con el comercialismo, la actitud de consumo responsable también debe aplicarse como parte de nuestra vida ciudadana. Reducir el uso de electricidad, agua y combustible pueden ser pequeñas acciones que, si se han por muchas personas, pueden tener un impacto muy positivo en el medio ambiente.

¿Cómo hacer un consumo más responsable?

Aprender cómo se favorece un consumo responsable de energía o cómo se hace un consumo responsable de agua (lo que se conoce como reducir la huella hídrica), como ya se mencionó anteriormente, puede marcar la diferencia necesaria construir un mundo mejor para todos.  Por eso a continuación se detallan ocho puntos que pueden ayudar a lograr una producción y consumo responsable.

1. Piensa correctamente tus compras

consumo responsable

Planificar tus compras te ayudará no sólo a economizar, sino también a prescindir de aquellos productos que, si lo piensas bien, no son necesarios.

2. Revisa las etiquetas

Revisando las etiquetas de los productos podrás saber cuáles son más amigables con el medio ambiente, lo que te permitirá priorizar la compra de ellos por encima de otros más contaminantes.

3. Apoya el comercio solidario

El comercio solidario es aquel que respeta los derechos humanos y el medio ambiente. Acudir a estas tiendas, en vez de a las de comercio tradicional, es una excelente forma de promover el consumo responsable.

4. Compra productos locales

La importación y exportación de productos tiene un impacto notable en el medio ambiente. Si practicas el comercio de proximidad contribuirás a reducir la demanda de los productos importados, con lo que estarás aportando un grano de arena para un mundo mejor.

5. Únete a un Grupo de consumo

Un Grupo de consumo es una unión de personas que se ponen de acuerdo para comprar varios productos a un mismo productor. Al hacer esto se economizan los precios y se promueve la producción eco-friendly de alimentos.

6. Recicla

Ayudar a reciclar clasificando de manera adecuada tus desechos o simplemente reutilizando algunos objetos en vez de desecharlos, estarás contribuyendo enormemente a la producción sostenible.

7. Evita las bolsas de plásticos

Si decides utilizar tus propias bolsas de tela reutilizables en vez de bolsas de plástico ayudarás a evitar que éstas posteriormente acaben convirtiéndose en un agente contaminante de océanos y mares.

8. Evita utilizar combustibles fósiles

Puedes tener preferencia por compañías de electricidad que optan por los recursos renovables. Además, puedes optar por el uso de combustibles alternativos para tu vehículo o mejor aun, caminar y andar en bicicleta.

Razones para promover el consumo responsable

Ya sabemos cómo se favorece un consumo responsable de energía, productos y combustibles, pero es posible que aún estés interesado en descubrir cuáles son las razones para promover el consumo responsable. A continuación listamos cinco:

  • Serás más solidario con el planeta y las personas que te rodean.
  • Protegerás el planeta, convirtiéndolo en un mejor lugar para vivir, no sólo para ti sino también para las próximas generaciones.
  • Estarás poniendo de tu parte para crear un mundo completamente nuevo y mejor para todos.
  • Ayudarás a evitar la destrucción de la biodiversidad del planeta.
  • Consumirás menos y de forma más inteligente, por lo que gastarás menos dinero sin que te afecte negativamente.

¿Qué beneficios tiene el consumo responsable?

Beneficios del consumo responsable

Además de las cinco razones listadas anteriormente, consumir de forma responsable tiene múltiples beneficios que impactarán directamente en nuestra vida diaria.

La práctica de este estilo de vida nos permitirá estar en mayor contacto con la naturaleza, lo que no sólo nos hará sentir mejor con nosotros mismos, sino que también tendrá el mismo efecto en el resto de las personas.

En este sentido, la producción y consumo responsable también puede considerarse como una forma de responsabilidad social, pues apoyando los modelos de economía social como alternativas a los más globalizados, estaremos siendo recompensados con un mundo más igualitario, con mejores salarios, igualdad de género, ausencia de trabajo infantil, entre otros beneficios.

¿Por qué el consumo responsable contribuye al desarrollo sostenible?

Se dice que consumir de forma responsable contribuye al desarrollo sostenible porque, al poner esta forma de actuar en práctica, se estará desvinculando el crecimiento económico del impacto negativo al medio ambiente. Es decir, dejaremos de demandarle al planeta Tierra más recursos de los que es capaz de ofrecernos sin verse perjudicado.

Asimismo, promover el consumo responsable es también promover un estilo de vida más eficiente y sostenible, puesto que no sólo la actividad económica de las grandes empresas es capaz de deteriorar el medio ambiente, la actividad de todas las personas también lo hace.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.