¿Qué es la huella hídrica? Importancia y utilidad

0

¿Alguna vez te has preguntado qué es la huella hídrica? Este concepto, ampliamente difundido por organizaciones orientadas a la protección del medio ambiente, busca establecer la cantidad de agua que necesitamos para producir bienes y mantener servicios en un grupo familiar, industria, negocio, organización, entre otros.

¿Qué es la huella hídrica?

Huella hídrica

La huella hídrica, también conocida como huella hidrológica, es vital para la concientización sobre el volumen de agua que consumimos diariamente, pues permite obtener estimaciones más exactas que las obtenidas en el pasado, cuando se realizaban análisis del consumo hídrico superficiales que ignoraban el consumo por producción de bienes y servicios.

La huella hídrica se diferencia de otros índices para calcular el volumen de agua consumida porque tiene en cuenta el impacto y nivel de apropiación de los bienes y servicios en todo el proceso de producción, considerando incluso las materias primas. Además, éste indicador se establecer de manera modular, sumando el consumo de agua y de necesidades de uso a través de varias etapas, las cuales comprenden desde el inicio de la producción hasta la llegada del producto al consumidor final.

Las unidades que utiliza son metros cúbicos o litros, de acuerdo a cada unidad de servicio o producto consumido, Además se divide en tres tipos diferentes (gris, verde y azul), lo que permite crear un índice más exacto.

Cabe destacar que los primeros indicios del concepto de huella hídrica fueron creados por el profesor Arjen Hoekstra de la Universidad de Twente. Desde aquel momento la popularidad del indicador fue creciendo, hasta el punto de que hoy en día existen empresas, gobiernos y organizaciones que se dedican a investigarlo.

¿Para qué sirve la huella hídrica?

La huella hídrica sirve como un gran aliado en la tarea de concientizar a la Humanidad sobre la cantidad de agua que consume, pues ésta suele ser excesiva. Mientras la globalización de las ciudades sostenibles no ocurre, facilita la planificación de un uso sostenible de los recursos hidrológicos.

Además, funge como una herramienta esencial en las organizaciones o empresas que desean establecer una administración eficiente del agua.

¿Cómo calcular la huella hídrica?

Para calcular la huella hídrica es necesario hacer una suma total del agua que se consume, evapora y contamina en un determinado proceso de producción. Lo más común es calcular las huellas hidrológicas del sector industrial o productivo, pero también es posible hacer el cálculo de la huella hídrica de una persona o familia.

Actualmente existen herramientas en Internet que ayudan a las personas interesadas en realizar un consumo eficiente de agua en su vida diaria a obtener un índice referencial de su huella hidrológica, por lo que resulta muy fácil.

Tipos de huella hídrica

Como se mencionó anteriormente, existen tres tipos de huella hídrica diferentes. Cada uno está identificado por un color y ayudan a que se pueda hacer una referencia más exacta y específica.

Los tipos de huella hídrica son los siguientes:

1. Azul

Hace referencia al agua dulce que se incorpora en un producto o se evapora durante la producción del mismo. Los principales consumidores del tipo azul son el sector doméstico, industrial y agricultor.

2. Verde

El tipo verde hace referencia al agua proveniente de nieve, deshielo o lluvia que es incorporada a un producto o se evapora durante el proceso de producción. Los sectores que más la consumen son el industrial y agricultor.

3. Gris

Este tipo se refiere al agua utilizada para similar los contaminantes del agua después de una determinada producción y que, posteriormente, tendrá que tratarse para reincorporarla a la naturaleza.

Gracias a la evaluación conjunta de los tres tipos de huella hidrológica es que es posible realizar una estimación real del gasto de agua desde donde proviene el agua, pasando por el proceso de producción y hasta que llega a las manos del consumidor.

Factores que determinan la huella hídrica

Los factores que determinan la huella hídrica son los siguientes:

  • Hábitos de consumo poblacionales.
  • Condiciones climatológicas.
  • Métodos de cultivo.

A raíz de estos factores, suele existir una correlación entre el consumo per cápita de agua y el ingreso nacional bruto de los países. Por ello, es natural los países desarrollados presenten un mayor consumo que los países subdesarrollados.

Sin embargo, esto no siempre es así, pues el uso de sistemas de cultivo ineficientes por parte de los países subdesarrollados puede afectar sustancialmente a la huella hidrológica de un país.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.